Pautas de crecimiento

Desde 1830,  La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es una de las Iglesias cristianas que crece más rápidamente en todo el mundo. Tardó 117 años, de 1830 a 1947, en alcanzar el millón de miembros. Tan sólo dieciséis años más tarde, sin embargo, ya había llegado a los dos millones y desde entonces la Iglesia ha continuado su increíble expansión internacional. Ocho años más tarde se lograron los tres millones, siete años después los cuatro millones y en cuatro años se alcanzaron los cinco millones. El número de miembros sigue aumentando en la actualidad a un ritmo de más de trescientos mil cada año. Hoy en día hay más de 15 millones de miembros de la Iglesia en todo el mundo.
El crecimiento mundial de la Iglesia se debe en parte al servicio de más de 85.000 misioneros a tiempo completo, voluntarios que enseñan el evangelio dondequiera que se les permite. Pero esto sólo explica la mitad de la historia. La apertura y el cuidado de los miembros hacia sus amigos y conocidos es el verdadero catalizador para el crecimiento, ya que el Evangelio restaurado proporciona respuestas a las preguntas más profundas de la vida.
América del Norte y del Sur, Europa del Norte y el Pacífico Sur han sido tradicionalmente las áreas de mayor crecimiento para los misioneros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. En los últimos años, ha habido un crecimiento sustancial del número de miembros en África, Asia y Europa Oriental.